la princesa que se salvó sola

Erase una vez una princesa que se salvó sola. Una princesa anónima, de las que camina todos los días por la calle y no le teme al sol o al viento. De las que se tropiezan, pero también de las que se levantan, de las que coleccionan miedos, pero también victorias e interesantes secretos. Nadie habla de su valor; no hace falta tampoco, porque ella lo lleva escrito en su corazón.

No necesitó de un príncipe valiente porque en vez de acurrucarse en un rincón de su celda se atrevió a asomarse por la ventana para observar al dragón y encontrar sus puntos débiles. Porque estudió química y supo fabricar ella misma un antídoto para el veneno, rápido y eficaz, antes de que la paralizase. En este cuento no hubo príncipes ni besos, porque su coraje nació de su interior y no de la inspiración de otros, y su valentía se alimentó del hacer y no del esperar

Hablamos de una princesa que camina por la vida con los ojos abiertos… Una princesa que se salvó sola…..

publicación de la mente es maravillosa

El color del otoño

Llega el otoño y con él sus colores ocres, rojos, verdes y azules. Se mezclan los tonos cálidos y fríos creando un contraste muy interesante. Es frecuente el uso de ramos de flores otoñales, hojas caídas, setas, troncos o imágenes que refuerzan la melancolía de la época otoñal pero que también nos recuerda que es una estación tranquila y dulce. En este post recogemos escaparates con uno de los elementos más característicos en esta época.

La importancia de lo visual.

“casa Milán Fabio november”

somos seres visuales. Estamos planificados biológicamente para percibir el mundo de un modo visual. El 90% de la información que transmitimos a nuestro cerebro es visual. Procesamos las imágenes hasta 60.000 veces más rápido que los textos.

 Recordamos el 80% de aquello que vemos, mientras el 20% de lo que leemos, o el 10% de lo que oímos. Por eso, La gran importancia del visual merchandising en la estrategia de ventas. El merchadising visual tiene que ayudar al consumidor a encontrar el producto más rápido y con una facilidad tal, que se convenza de comprarlo a la primera vista. “Lo veo, lo quiero y lo compro”